¡No le tengas miedo a las fajas!

¡Las fajas son ideales para los vestidos ajustados!

Existen muchos tipos de fajas, dependiendo del efecto que quiera producir y lo que quieras moldear. Por ejemplo, si lo que quieres es reducir las medidas de la cintura y moldear la panza, prefiere una faja que vaya hasta donde comienza el sostén, si por el contrario quieres reducir la cadera, prefiere las que van de la cintura hasta los muslos, y si vas a lucir unos pantalones super skinny, lleva una faja tipo capri, para que no se vea el corte en la mitad de los muslos.

Existen variedad de materiales y compresiones en las fajas. Como en todo, la tecnología ha evolucionado a tejidos más ligeros y que logran excelente ajuste sin marcarse. Pero lo más importante es que elijas la faja apta para ti. La que sea la más indicada para tus necesidades y que sobre todo te quede cómoda. Para esto es importante tener e ncuenta que una buena faja no se debe enrollar cuando te agaches o te sientes, debes probártela antes de llevarla y debe ser de la talla correcta.

¿Qué esperas entonces para tener tu faja y lucir ese vestidito que quieres?

 

Comments