Trucos caseros para una hidratar tu piel

¿Sientes tu  piel tirante o sufres de descamaciones finas en pómulos o en la nariz? Si esto te sucede debes saber que son síntomas de una piel deshidratada.  En varias oportunidades les he comentado la importancia de proteger la piel, de llevar una rutina en la noche y por supuesto de cuidar la alimentación. Sin importar si nuestra piel es grasa, seca, mixta o normal, nuestro cutis siempre requerirá de cuidados especiales y uno de ellos es la hidratación.

Cuando  hidratamos nuestra piel, reponemos el agua que necesitamos por dentro y por fuera permitiéndonos lucir una piel sana y tersa.  Además una adecuada hidratación  permite que las temidas arruguitas se demoren en aparecer.

Aquí te cuento algunos trucos caseros  que te ayudarán a conseguir una piel suave e hidratada.

En la noche

Nada mejor para ayudar a la hidratación de  la piel que un sueño reparador.  Mientas dormimos nuestro organismo descansa y se produce la renovación celular. ¿Has notado la diferencia de tu piel cuando duermes plenamente a cuando  pasas la noche en vela? No renuncies a tus horas de sueño, tu piel te lo agradecerá.

Productos Naturales:

Aceite de Oliva

Gracias a sus antioxidantes, este oleo de la naturaleza ayuda a mantener la piel hidratada y saludable.  Dale a tu rostro  un  masaje facial antes de la ducha o en el baño. Aplica  unas gotas de aceite de oliva en la yema de tus dedos y realiza suavemente círculos por todo tu rostro.

Miel

Este es uno de los mejores productos para la piel ya que no solo la hidrata, también actúa como agente anti bacterial y anti fungicida.  Aplica por  5 minutos un poco de miel sobre la piel previamente limpia y luego enjuaga con agua tibia.  Repite esto a diario por una semana y notarás la diferencia.

Aguacate

Este delicioso y nutritivo alimento contiene una gran cantidad de grasas naturales  y ácido fólico ideales para hidratar la piel. En algunos países se consume como fruta y en otros como verdura, así que te invito a incluirlo en tu dieta diaria.

Mascarilla de Miel y Aguacate

Aprovecha los beneficios de estos productos que nos regala la naturaleza y aplícalos en tu rostro para hidratar la piel.  Tritura con un tenedor la pulpa de medio aguacate, añádele una cucharada de miel y 5 gotas de aceite de oliva. Mezcla todo hasta obtener una pasta uniforme.  Aplícalo en el rostro durante 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

 

 

Comments